• Arquitectura

  • Las 5 ciudades más “verdes” del mundo y cómo logran cuidar el medio ambiente

    26/10/2015

    En ellas se respira aire limpio, el reciclaje es un arte y sus residentes están acostumbrados a estar en contacto con la naturaleza, a cuidarla y reducir los gases que contaminan la atmósfera, entre otras acciones.

    Cada año, la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist y la empresa Siemens analizan cuáles son las ciudades más “verdes” del mundo, que han venido desarrollando políticas envidiables ligadas a sostenibilidad, cuidado del agua, fuentes de energía renovable y transporte público.

    1. Curitiba, Brasil: Una ciudad pionera en sostenibilidad

    Catalogada por The Economist y Siemens como “una ciudad pionera en sostenibilidad”, Curitiba sobresale por la calidad del aire y el correcto manejo de desechos, entre otros puntos:

    • Las áreas verdes de Curitiba equivalen a 52 m2 por habitante.
    • Desde 2009 las autoridades medioambientales de la ciudad monitorean el promedio de absorción de dióxido de carbono (CO2) en las áreas verdes.
    • Cada cuatro años las fábricas son sometidas a auditorías para verificar sus emisiones de gases. Si no cumplen con las regulaciones son multadas y se exponen al cierre.
    • Curitiba posee un robusto servicio de transporte público para dejar el carro en casa.

    2. San Francisco, Estados Unidos: El reciclaje es su sello

    Reconocida mundialmente por sus calles inclinadas y el famoso puente Golden Gate, San Francisco se ubica en California y tiene 4.3 millones de residentes.

    En San Francisco está prohibido el uso de bolsas y botellas de plástico y existe un programa de reciclaje obligatorio que permite que el 77% de los materiales que desecha la población no lleguen a los botaderos de basura.

    3. Copenhague, Dinamarca: Uso de transporte no contaminante

    • La mayoría de los 500 mil residentes de esta hermosa ciudad viven a no más de 250-300 metros de estaciones de transporte público.
    • Más del 50% de la población prefiere hacer ejercicio y no contaminar, empleando su bicicleta para trasladarse de un lugar a otro.
    • Los distritos Frederiksberg y Nørrebro crearon la Ruta Verde, un carril de 9 kilómetros de extensión para caminar o andar en bicicleta.
    • El uso del transporte público y de bicicletas hace que Copenhague aporte emisiones bajísimas de dióxido de carbono, cuidando el medio ambiente.

    4. Singapur: El jardín de Asia

    Colmada de exuberantes jardines públicos y parques, Singapur es la ciudad más “verde” de Asia.

    • En Singapur funcionan varias plantas denominadas “NEWater” que filtran el agua contaminada y suministran agua reciclada a una quinta parte de la ciudad.
    • El Jardín Botánico es un mega proyecto que la ciudad creó en 32 hectáreas de terreno.
    • El reciclaje es implementado por más del 63% de la población. Incluso, las autoridades de la ciudad reparten bolsas especiales y contenedores para incentivar el correcto manejo de desechos.
    • Singapur aboga por utilizar el servicio de transporte público, como buses y trenes, para evitar la contaminación y espera que para el 2020 el 70% de los viajes que se hagan en horas de la mañana sean en transporte público.

    5. Ciudad del Cabo, África

    • Desde 2008 Ciudad del Cabo obtiene energía de un parque eólico y estima que para 2020 el 10% de la energía a utilizar provendrá de fuentes renovables.
    • La ciudad implementó un sistema de calentadores de agua que funciona con energía solar.
    • Los semáforos y el alumbrado público emplean luces LED.
    • En las escuelas existe el programa “Vivir inteligentemente” y a nivel general se desarrolla una campaña de ahorro de la electricidad para casas y locales comerciales.
    • Las autoridades implementaron carriles en las vías para fomentar el uso de la bicicleta.

    Hoy día, más del 50% de la población mundial vive actualmente en zonas urbanas, según Naciones Unidas;  no en vano las ciudades más “verdes” del planeta están marcando la pauta para que el resto del mundo vea, e idealmente aprenda, que a pesar de la aglomeración de personas y edificaciones, sí es posible cuidar la naturaleza y vivir en entornos ricos en áreas verdes.

    Deje su comentario